Mucho Gusto, Soy Andres

0

Soy un optimista de la vida, creo que todo con la suficiente constancia y disciplina es posible, nací­ en el año 1980 y soy más Bogotano que el Ajiaco Santafereño ,de niño me gustaron los deportes y fui Boy Scout, siempre me ha gustado la independencia y por eso creo que desde muy joven quería tener mis cosas y mi dinero, por esto en mi adolescencia fui ayudante de mago, recreador, inflador de globos de publicidad, y hasta asesor de ventas, después de graduarme en el año 98 fui soldado (2 del 9) aunque no tenía que prestar servicio me regale y preste un año de servicio militar, después de esto me enliste en el ejercito de los Estados Unidos y pase, sin embargo, por no ser ciudadano americano no me aceptaron, (afortunadamente). Aunque aprendí­ mucho y admiro a nuestros soldados claramente no era lo que quería hacer en la vida.

Me gradué como bachiller tecnólogo en sistemas, sí, eso existía en mi época y digamos que soy de esa generación que convivimos en análogo y digital, o mejor llamada generación X. La informática, computación, sistemas o como lo quieran llamar siempre me apasiono y fue un hobby que se convirtió en mi negocio. Nunca estudie ingeniera, tuve mi primer trabajo en el año 2001 como director de gestión de red en una empresa de telecomunicaciones, puede que el cargo suene muy rimbombante pero en realidad en esa época la empresa ( Mercanet) estaba en sus primeros años y hacíamos todos de todo un poco, fue una gran oportunidad que me dio el papá¡ de un gran amigo (lo mejor que me dejo el ejército), allá­ también me prepare como Microsoft certified Engineer, pero después de un tiempo de ir y venir descubrí­ que más allá de todo lo aprendido, todo mi sueldo me lo gastaba en trajes y comida, y a pesar del infinito agradecimiento que le tengo a Mercanet y su familia decidí­ renunciar y crear mi propia empresa.

Es aquí­ cuando en el año 2002 me embarque con un par de amigos en la creación de una empresa a la que llamamos Incus Ltda. Suena bonito pero realmente fue un camino duro y tortuoso, nuestro capital era 0 teníamos una buena idea y tres computadores portátiles, y eso sí, mucha actitud, que al final fue lo que marcó la diferencia, (pero eso es otra historia que les contare después).

En el año 2017 después de más de 15 años al frente de Incus decido­ con mi socia, (mi esposa) vender la empresa y hacer un cambio radical en mi vida. Después de dos años descubrí­ que este fue mi punto cero, y la inspiración para todo lo que vino después y lo que me está pasando ahora, termine una maestría en coaching directivo/ deportivo y Psicología del alto rendimiento en una universidad en Barcelona (online). Con la que espero no solo mejorar mi forma de trasmitir conocimientos y mi experiencia, si no también entender como es la mejor manera de ayudar a los demás.

He hablado solo de mi vida profesional, pero nada de lo que ha pasado lo puedo separar de mi vida personal, la cual está llena de amor y felicidad, tengo una familia maravillosa, una madre amorosa, un hermano incondicional y mi esposa por supuesto, una mujer maravillosa. a ella la conocí­ por cosas de la vida en mi paso fugaz por la universidad, tomamos la decisión de casarnos muy jóvenes yo tenía 28 años y ella muchos menos, ya llevamos 16 años juntos y 11 años de casados y en el 202 nació nuestro primer hijo. Claramente y debo reconocerlo ella es parte de mi éxito y mi socia de vida.
Espero que este abre bocas acerca de mi los haga entender un poco más de Uno Punto Cero, un abrazo para todos y pronto estaré contándoles nuevas historias y anécdotas.

De mi historia de vida podría escribir muchos párrafos. Pero más que hablar de mí en este espacio les contare historias que de una u otra forma les pueda generar algo de inspiración y los aliente a siempre creer en ustedes y en la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.